• Producción Recuerdos

80 años de Tina Turner, la reina del rock

Desde hace años que la conocida cantante Ann Mae Bullock reside en Europa y vive una suerte de retiro. Considerada “La reina del rock”, la leyenda viviente cumplió 80 años de vida

Una de las leyendas más duraderas del rock internacional, Tina Turner, cumple este martes 26 de noviembre nada menos que 80 años, mientras muchos de sus seguidores se preguntan qué ha sido de su vida.


“La reina del rock” reside en Suiza, país del que ha adoptado la ciudadanía, y vive allí una suerte de retiro luego de una vida repleta de récords, vivencias y sufrimientos.


Ann Mae Bullock, el verdadero nombre de la estrella, le prestó su voz a canciones legendarias que lograron récords de ventas, y su figura sigue despertando fascinación entre hombres y mujeres, muchas de las cuales la han convertido en un ícono debido a una vida repleta de dramas, violencia y tragedias que parece escrita por un guionista.


La oriunda de Nutbush, Tennessee, Estados Unidos, llegó a los 80 años, y con su propia biopic (Tina: What´s Love got to do with it, 1993), dos musicales, un par de impactantes autobiografías y muchas canciones inolvidables la convirtieron hace mucho tiempo en leyenda.


Ann Mae, más conocida como Tina, es una de las más extraordinarias artistas que se hayan visto en un escenario. De hecho, su amigo Mick Jagger -por dar solo un ejemplo- admite que le "robó" el modo de pararse en el escenario cuando los Rolling Stones eran muy jóvenes y abrían los conciertos de Ike & Tina Turner. Sus actuaciones juntos, comenzando por aquella de "Live Aid" forman parte de las páginas de la historia del rock.


Tina es además todo un ícono de la belleza sin tiempo, dueña de una fascinación irresistible y, probablemente, de las piernas más bellas de la historia de la música. Su indiscutida marca es su voz inconfundible, áspera, inmersa en la historia de la "black music" pero perfecta para el pop. Y también su capacidad de resistir una existencia que contiene al menos tres vidas y una natural empatía, que la convirtieron en una de las artistas de mayor éxito de todos los tiempos. ­Si en el umbral de los 80 años, fuese necesario hallar una síntesis de su vida, podría definírsela como un himno a la resiliencia.


Hace poco más de un año, su hijo Craig, a quien tuvo cuando era adolescente de una relación anterior a aquella tortuosa con Ike Turner, se suicidó a los 59 años.


Fue el último golpe de una vida repleta de dramas: Ike Turner, su marido, con quien formó una banda que fue determinante para el nacimiento del rock'n'roll y que la hizo famosa, se reveló como un violento, una suerte de esclavista doméstico, que a pesar del glamoroso éxito de temas como "Proud Mary", "Nutbush City Limits" y "River Deep mountain High", transformó la vida de Tina en una pesadilla.


Como se relató infinidad de veces, de aquel horror la cantante huyó sin prácticamente nada y empezó totalmente de cero.


Después comenzó su segunda vida, la de súper diva, construida paso a paso con los célebres covers de "Let's Stay Together", de Al Green; "Private Dancer"; "What's Love Got To Do With It"; y "The Best" en un ascenso rotundo construido con récord de ventas -se habla de más de 200 millones de copias vendidas-; conciertos glamorosos y Premios Grammy.


Sin olvidar el Kennedy Center Honors; los homenajes de otros artistas -especialmente los de Beyoncé- y roles cinematográficos inolvidables, como la Acid Queen de "Tommy" y la Aunty Entity de "Mad Max Más allá de la Cúpula del Trueno (Mad Max Beyond Thunderdome, 1985)", acompañado del éxito mundial de la canción "We Don't Need Another Hero".


­En los casi 30 años de su nueva vida halló refugio en el budismo, se transformó en ciudadana suiza -vive cerca del lago de Lugano- y contrajo matrimonio con Erwin Bach, un hombre más joven que ella.


Evidentemente, su destino es el de tener que recomenzar. Cuando parecía que finalmente había hallado la serenidad su salud comenzó a ceder: primero tuvo un derrame cerebral, luego un tumor intestinal y finalmente una grave insuficiencia renal que la colocó frente a la elección entre diálisis y trasplante.


Su esposo le donó un riñón y se repuso. ­Ahora, rodeada del amor de un mundo que siempre estuvo de su lado, llega a los 80 años. ­Desde hace varios años vive retirada, si bien se permite algunas apariciones públicas en los desfiles de reconocidos diseñadores de moda. ­La mujer que vivió tres veces todavía no ha dejado de ser una reina del rock aunque su regreso a los escenarios es poco probable debido a su estado de salud.


Redacción: Diario Popular, Argentina.

© 2020 Derechos de autor Recuerdos FM. Todos los Derechos Reservados.