• Producción Recuerdos

El triste final de Serafina, la mujer a la que Umberto Tozzi dedicó ‘Gloria’ y ‘Te amo’

Serafina Scialò falleció sola en su casa tras librar una batalla legal con el cantante y pasar de ser la musa de los clásicos del músico a trabajar como limpiadora en un instituto del norte de Italia

* Artículo escrito por Guillermo Alonso el 12/02/20 para El País, España


Tal vez ‘Gloria’ no sea la mejor canción de Umberto Tozzi (Turín, 1952) y ni siquiera la más popular. ‘Ti amo’, por ejemplo, la supera en escuchas en Spotify. Y ‘Yo caminaré’ y ‘Tú’ fueron éxitos en media Europa antes que ella. Pero ‘Gloria’, una curiosidad para el año 1979 porque mezclaba la gran balada italiana con guiños a la música disco, es probablemente la que más dinero le ha reportado. Estuvo 16 semanas en el top 10 italiano, fue número uno en Suiza y en España (en una versión en nuestro idioma cantada por el propio Tozzi) y escaló a los puestos principales de Austria, Bélgica, Holanda, Francia y Alemania. La canción se hizo célebre en el resto del mundo gracias a una versión en inglés de la estadounidense Laura Branigan que formó parte de la banda sonora de ‘Flashdance’ en 1982 y se convirtió en una de las piezas musicales más exitosas de ese año.


¿Pero quién es Gloria?, se preguntaba el público, siempre presto a crear leyenda alrededor de una canción que lleve nombre de mujer. La musa de esta canción –y de otros éxitos mencionados como ‘Ti amo’– se llamaba Serafina Scialò y fue pareja del cantante entre 1979 y 1984. Tras las vacaciones de Navidad de 2019 no volvió al centro en el que trabajaba como limpiadora (aunque había tenido una exitosa carrera en los setenta y ochenta como responsable de prensa de varios artistas). Fue cuando sus compañeros de trabajo decidieron, finalmente, llamar a la policía. El viernes 17 de enero los carabinieri encontraron a Serafina muerta a sus 63 años en su casa de Udine, una ciudad italiana pequeña de la región de Friul-Venecia Julia.


¿Pero cómo acaba la que fue pareja y musa de uno de los compositores italianos más exitosos en una situación tan triste? Serafina y Umberto nunca se casaron (según aclaró Tozzi) y tuvieron un hijo llamado Nicola Armando en 1983. La separación llegó poco después y el pequeño se convirtió en un foco de conflicto. Según Tozzi, Serafina lavó el cerebro de su hijo para enemistarlo con él y por eso Nicola Armando siempre se mostró reacio a conocerlo. Por si eso fuera poco, Umberto acusó a Serafina de haberse apropiado de 450 millones de liras (casi 240.000 euros de aquel entonces, que con la inflación equivaldrían a casi 730.000 de la actualidad) al cobrar dos cheques en blanco que él le había dado para cubrir la manutención del pequeño.


El asunto se puso en manos de abogados y Serafina estuvo a punto de ir a prisión, pero según la versión que Tozzi contó al Corriere della Sera, incluso aunque ella le “había dejado en la calle”, él abandonó la acusación “porque era la madre” de su hijo. Añadió: “No quiero decir nada, no tengo intención de dar entrevistas. La he perdonado por todo el daño que nos hizo a mí y a nuestro hijo”.


Su hijo sí dio una entrevista. Y qué entrevista. Fue para el mismo diario y se despachó a gusto contra su padre. “Yo me muevo por el mundo como Nicola, no como Tozzi. Cuando me presento digo: ‘Soy Nicola Armando, un placer’. Solo agrego Tozzi si realmente tengo que hacerlo. Y si me preguntan si soy pariente de Umberto, respondo que no”.


“Mis primeros recuerdos son las discusiones por teléfono, siempre a través de un tercero", explicó el hijo de la pareja. "Mis padres solo hablaban a través de abogados y yo estaba en medio”. De su madre, Nicola recuerda que fue una agente de prensa brillante que no solo trabajó para su padre, sino también para Donna Summer o los Village People. “Pero era frágil. Cuando se separó, cayó en la autodestrucción”, señaló.


La versión de Nicola difiere de la de su padre: Umberto dice que la fallecida Serafina nunca le permitió ver a su hijo, pero Nicola afirma en el Corriere que ella le animaba a llamar a su padre y él lo buscó en muchas ocasiones, pero se encontró con su rechazo. También quiso aclarar la acusación de robo que, según Tozzi, le hizo llevar a Serafina a los tribunales. "Es falso. Como no estaban casados, ella estaba embarazada de mí y él viajaba mucho, [Tozzi] le dio dos cheques en blanco por si acaso. Pero ella nunca cobró nada". Pese a todo, no está cerrado a un nuevo encuentro. “Me gustaría tener tiempo para hablar, él y yo solos”, señala Nicola.


Gloria Cuzzi, una de las pocas amigas de Serafina, habló también y, a lo que parecía una historia de despecho, se unió la tragedia amorosa, muy en espíritu con la balada italiana si uno lo piensa: “Siempre siguió amando a Tozzi. Fue el único hombre para ella”. Algunos medios italianos se apresuraron en un principio a barajar la opción del suicidio, pero como confirmó el Corriere, la muerte se debió a causas naturales, un ataque al corazón probablemente.


Scialò fue enterrada el 29 de enero en el cementerio de Udine. Tozzi no acudió. Su hijo Nicola Armando permaneció en primera fila con gafas de sol ante un féretro discreto, con un ramo de flores encima. De ella dijo durante la ceremonia: “Fue una mujer fuerte e ingeniosa, pero se consumió como una vela”.


A la canción ‘Gloria’ parece perseguirle cierta maldición. Laura Branigan, la cantante que la hizo célebre en Estados Unidos, falleció de un aneurisma a los 52 años. Y Sunny Johnson, la actriz que aparecía en la célebre secuencia de ‘Flashdance’ donde suena esta versión y que fue clave en su éxito internacional, murió a los 30 debido a un derrame cerebral.


* Artículo escrito por Guillermo Alonso el 12/02/20 para El País, España


© 2020 Derechos de autor Recuerdos FM. Todos los Derechos Reservados.