top of page
  • Foto del escritorProducción Recuerdos

Murió Chico Novarro

El cantautor falleció este viernes. Su última aparición pública fue durante el Mundial junto a su hijo.

A los 89 años, murió el cantautor Bernardo Mitnik, más conocido por su nombre artístico Chico Novarro, autor de grandes boleros y obras musicales como Algo contigo, Cómo, Cuenta conmigo, El orangután, El camaleón entre tantos exitos.

La noticia se dio a conocer este viernes a la mañana y todavía no se dieron a conocer las causas, pero en los últimos meses su salud sufrió un deterioro importante.

Una de sus últimas apariciones públicas fue en noviembre de 2022, durante el Mundial de Qatar, cuando su hijo Pablo Novak publicó una foto juntos en las redes sociales, donde se lo ve a Novarro sonriendo movilizando en sillas de ruedas.

BIOGRAFIA:

Fue hijo del matrimonio de Albert Mitnik (zapatero proveniente de Ucrania) y Rosa Lerman, de origen judío-rumano quienes arribaron en 1923 a la Argentina con sus dos hijas mayores. La Primera Guerra Mundial los había juntado cuando, Albert Mitnik como soldado del zar, había llegado hasta el pueblo rumano de Marcolés.

Al llegar a Argentina se radicó la familia en Santa Fe, donde nacieron tres hijos más Samuel, Fanny y Bernardo, quien de niño se sentaba con ellos en la vereda a cantar tangos ayudándose con algún ejemplar de la revista tanguera El Alma que Canta. Albert Mitnik ofició de zapatero remendón ambulante, recorriendo Laguna Paiva y otros pueblos. En la casa de Santa Fe, el padre atesoraba discos de Carlos Gardel, Rosita Quiroga y Francisco Canaro. La influencia inicial del tango terminó para Bernardo Mitnik el día en que su hermano mayor, quien tocaba batería en la agrupación Jazz Don Peralta, lo introdujo en el mundo del jazz, empujado por la admiración hacia el baterista Gene Krupa.

Bernardo era asmático y, para buscar un clima más seco, a los doce años toda la familia se marchó a Deán Funes (en la provincia de Córdoba). Aquel pueblo era también un empalme ferroviario y tenía necesidad de un zapatero, aunque el padre de Bernardo nunca instaló un taller, sino que trabajaba de manera ambulante. La madre de Bernardo cantaba en casa canciones en lengua idish y contaba que su padre cantaba tan bien y tan fuerte que lo podían escuchar desde otras aldeas. Bernardo quería emular al abuelo materno, cantando a plena voz tangos como “Remembranza” o “Alma de bohemio”. Ya con catorce años comenzó a ganarse la vida siendo baterista en un grupo de jazz (Blue Star Jazz) con el maestro pianista Carmelo Taormina y su esposa Olga Nelly Rodríguez (Nelly Foster- Cantante) y cantor con una orquesta típica. Sin embargo, su padre quería que fuese perito mercantil y que después, estudiase medicina.

Ingresó al colegio comercial y fue empleado contable en la ciudad de Córdoba teniendo como jefe al padre del actor Norman Briski, pero pronto se dio cuenta de que podía ganar mucho más dinero como músico que como contador. Fue así como llegó a Buenos Aires por primera vez en 1951, con una orquesta donde tocaba el bongó, la batería y el contrabajo. Pero el contrato se frustró y después de muchos viajes, recién en 1960 se establecería definitivamente en la capital.

En los años cincuenta integró la Orquesta Montecarlo Jazz (de Córdoba), la Orquesta Argentina de Jazz, la Orquesta de Don Roy, las orquestas de Lucho Gatica, Daniel Riolobos y Arturo Millán, el grupo Swing Timers, la Agrupación Nuevo Jazz, y tocó con músicos como Jorge Navarro, Santiago Giacobbe, Gato Barbieri y Rodolfo Alchourrón.

Formó con Raúl Boné un dúo de música tropical al que llamaron Los Novarro. Cuando se separaron en 1962, Boné, que era muy alto, adoptó para sí el nombre artístico de Largo Novarro. Casi como un chiste, y a sugerencia del productor de RCA, Ricardo Mejía, Mitnik adoptó el nombre artístico de Chico Novarro. Su primer álbum, en 1961, fue realizado por el dúo con el nombre de Los Novarro (Largo y Chico).

Años 60 "El club del clan"

Chico Novarro se caracterizó por abordar con solvencia estilos muy variados, especialmente bolero y tango, pero con destacadas actuaciones en el jazz, el rock, la cumbia y el pop. Él mismo ha definido esta característica diciendo: “Yo llevo la dispersión en la sangre”.

En 1960 se instaló en Buenos Aires y dos años después fue contratado por la discográfica RCA Victor para integrar el Club del Clan, un programa de televisión que se volvería famoso por difundir música rock & pop en español, de donde salieron otros exitosos artistas, como Palito Ortega, Violeta Rivas, Raúl Lavié y Johnny Tedesco, entre otros.

Fue en este programa donde adoptó artísticamente el pseudónimo que le sugirió Ricardo Mejía, quien creó el programa, con el que sería conocido desde entonces. En el Club del Clan, Chico Novarro comenzó a componer y cantar canciones propias. Las primeras de ellas fueron “El orangután”, “El camaleón” y la cumbia “Un sombrero de paja”, canciones que se han vuelto melodías populares transmitidas de generación en generación, como si se tratara de folclore anónimo.

En 1965 escribió su primer tango, “Nuestro balance”, con el que ganó en el Festival de Parque del Plata en Uruguay. En 1969 grabó el disco Música para mirar a Chico, acompañado por el pianista y compositor Mike Ribas, quien desde entonces estuvo presente en casi todas sus grabaciones. En 1970 compuso el segundo de sus escasos pero notables tangos, “Cantata a Buenos Aires” (“¿Cómo no hablar de Buenos Aires, si es una forma de saber quién soy?”), realizado originalmente para una publicidad del vino Peñaflor, que no llegó a concretarse.​ En 1971 compuso “Cordón”, un tango considerado como metáfora de la vida del hombre común.

En 1980 grabó el álbum Por fin al tango, única de sus producciones dedicada totalmente al tango. En los años ochenta, su tema “Carta de un león a otro” fue interpretado por Juan Carlos Baglietto, que lo convirtió en un éxito del rock nacional argentino. Compuso canciones con otros importantes letristas y músicos, como Eladia Blázquez (“Convencernos”, “Pazzía”), Héctor Stamponi (“Minas de Buenos Aires”), “Por ejemplo”), Amanda Mandy Velazco (“Salón para familias”, que fuera interpretado por María Elena Walsh). Chico Novarro se ha destacado también en la composición y canto de boleros, donde se lo reconoce por haber introducido el habla cotidiana al bolero. ​Entre sus boleros se destaca “Algo contigo”, “Un sábado más“ y “Cuenta conmigo”, tema que ganó en 1979 el festival de la OTI (Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica), interpretado por Daniel Riolobos.

Otro de los cantantes que interpretó su música fue el mexicano José José, aunque también se destacó el músico y cantante puertorriqueño Tito Rodríguez quien también interpretó en bolero sus tangos “Nuestro balance” (en el disco La romántica voz de Tito Rodríguez, el piano artístico de José Melis, de 1965), “Cómo” (en su disco Tito Rodríguez: en escenario, de 1967) y “El último acto” (del disco Yo soy tu enamorado, de 1968).

Obtuvo dos diplomas al mérito de los Premios Konex como autor/compositor melódico (en 1985) y como autor/compositor de pop/balada (en 1995). En 2014 recibió la mención Ciudadano ilustre de la ciudad de Buenos Aires, votada por unanimidad en la legislatura porteña.


198 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page